Arquitectura de Uzbekistán

Entre su mejor arquitectura, que data del siglo XIII, se encuentran los increíbles palacios centrales y las mezquitas, producto de la riqueza obtenida por la comercialización de la seda en su mejor época, además de una gran cantidad de reliquias bien conservadas y pequeñas aldeas que poseen un encanto propio como la aldea de Bukhara. La mayor expresión de arte de Uzbekistán son las madrasas, entre la que destaca la hermosa Madraza de Tillaqari con sus cúpulas celestes y su enorme fachada rectangular.